13 julio, 2017

El fin de las barreras arquitectónicas

Cuando hablamos de barreras arquitectónicas, hablamos de la necesidad de eliminar los obstáculos que impiden o dificultan a las personas con una baja movilidad su libertad limitando su plena autonomía en el uso de bienes y servicios. ¿Has visto alguna vez un paso de peatones en el que hay un bordillo? Este es un ejemplo de una clara barrera arquitectónica en el medio público.

Hoy en día la sociedad se encuentra mucho más concienciada y las barreras arquitectónicas se han ido reduciendo gracias al compromiso de todos. Pero aún existen y es una realidad que necesitamos cambiar completamente.

¿Cómo las detectamos?¿Qué debo hacer si necesito que se eliminen?¿Quién se debe hacer responsable de ello? Entendamos mejor en qué consisten las barreras arquitectónicas y cómo podemos colaborar para tener un entorno accesible para todos.

 

¿Qué son las barreras arquitectónicas?

Las barreras arquitectónicas son todos aquellos obstáculos físicos que podemos encontrar en el interior o exterior de edificios y que impiden la libertad de movimiento y la autonomía de aquellas personas con una movilidad reducida o discapacidad.

Tipos de barreras arquitectónicas

Las barreras arquitectónicas puedes ser de cuatro tipos: barreras arquitectónicas urbanísticas (en espacios y vías públicas), barreras arquitectónicas en la edificación (en interior de los edificios), barreras arquitectónicas en el transporte (tanto en medios públicos como privados) y barreras arquitectónicas en la comunicación (impiden la emisión o recepción de mensajes). En el área de la construcción nos enfocamos en llevar a cabo obras capaces de eliminar dos barreras arquitectónicas claves:

  • Barreras urbanísticas: Son aquellas barreras que se encuentran en los espacios urbanos o de acceso libre y común que impiden la libre circulación de las personas por ellas.

Como hemos mencionado anteriormente elementos como bordillos en los pasos de peatones o espacios reducidos como aceras estrechas son claros ejemplos de este tipo de barreras urbanísticas.

  • Barreras en la edificación: Son los obstáculos que dificultan el acceso a una vivienda.

Un claro ejemplo y el más común, un acceso a un domicilio sin rampa o la inexistencia de ascensores en un bloque.

¿A qué tipo de personas afecta especialmente este tipo de barreras arquitectónicas?

Cuando hablamos de accesibilidad, de falta de movilidad, directamente nuestra mente piensa en una persona con algún tipo de discapacidad que debe de hacer uso obligatorio de sillas de ruedas. Pero debemos aclarar que las personas de la 3ª edad y de movilidad reducida temporal son los otros dos grupos que se consideran especialmente de riesgo ante cualquier tipo de barrera arquitectónica.

Mejorar la accesibilidad mediante la eliminación de las barreras arquitectónicas

La accesibilidad es la posibilidad de poder entrar o pasar por un lugar para personas con algún tipo de discapacidad o minusvalía.

Los beneficios de apostar y abogar por construcciones accesibles son numerosas y no sólo se centran en posibilitar los desplazamientos y accesos a las distintas infraestructuras de las que nos rodeamos. Un entorno accesible:

– Incrementa la calidad de vida de todos y favorece las relaciones sociales.

– Proporciona mayor autonomía en las personas con movilidad reducida y ello le repercute directamente en otros ámbitos personales generándole muchos otros beneficios.

Lugares accesibles para todos por Ley

La Constitución Española recoge diferentes leyes la regulación jurídica de accesibilidad que exigen a los poderes públicos garantizar el máximo bienestar a todos los ciudadanos. Pero, por otra parte, la competencia en materia de ordenación de territorio, urbanismo, vivienda y asistencia social se atribuye a cada Comunidad Autónoma. Por ello debemos tener en cuenta la regulación de cada Comunidad para saber cómo debemos de actuar.

Como últimas modificaciones, en 2013, con el fin de mejorar la accesibilidad en la sociedad, el Estado reformó la Ley de Propiedad Horizontal. Con esta reforma, las comunidades de vecinos se ven obligadas a acometer la eliminación de barreras arquitectónicas cuando alguno de los vecinos lo solicita y a ello se le sumó el plazo de finales de este mismo año 2017 para que todos los edificios alcancen las condiciones básicas de accesibilidad.

Son muchas las preguntas frecuentes que nacen entre los habitantes y propietarios de los edificios sobre la Ley de Propiedad Horizontal. Las dos más destacadas y que debes de saber:

¿Quién tiene que pagar la eliminación de barreras arquitectónicas en un edificio?

Esta obra para acondicionar un edificio para una persona con minusvalía debe ser pagada por la totalidad de propietarios que vivan en el edificio.

¿La eliminación de barreras arquitectónicas la puede solicitar cualquier persona?

Sí, cualquier persona que tenga alguna minusvalía podrá solicitar a su comunidad de vecinos la eliminación de las barreras arquitectónicas.

¿Cómo ayuda Construcciones Otero a la eliminación de barreras arquitectónicas?

Nuestros 60 años de experiencia en el sector de la construcción nos hacen conocedores de todas las técnicas existentes para conseguir la máxima accesibilidad en todas nuestras obras. Resolvemos los problemas y necesidades de las personas con movilidad reducida. Adaptamos cada lugar a cada persona y en este caso, a cada una de las dificultades que se puedan encontrar.

Tenemos en cuenta la legislación vigente y realizamos un estudio y asesoramiento previo para aportar las mejores soluciones de accesibilidad a todos nuestros clientes.

Nuestro compromiso para mejorar el bienestar de todas las personas es uno de nuestros pilares y todas nuestras construcciones se encuentran totalmente accesibles para todo tipo de personas.

El compromiso de Construcciones Otero con la accesibilidad es máximo. Nuestra sede, Manantia, es un claro ejemplo de edificio accesible.

Conoce también nuestro proyecto de eliminación de barreras arquitectónicas en el Palacio de Carlos V entre otros aquí.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas ninguna novedad

Suscríbete a nuestro boletín